Un año más damos por finalizado este magnífico open José Luis Redondo. Un evento que cada año vamos a más y muchos de nuestros participantes están deseando que llegue para volver a repetir.

Tras la charla para resolver dudas se dio paso al sorteo de puestos y una vez realizado el sorteo todos los participantes se fueron a sus puestos.

Una vez todos instalados y tras el pitido inicial comenzaron a volar cohetes para hacerse sus cebaderos según la estrategia que quisiera seguir cada pareja.

Las picadas y las primeras capturas no tardaron en llegar como es habitual en este embalse, alguno ya tenía peces en peso, pero la mayoría no llegaban al peso estipulado.

A lo largo del fin de semana fueron numerosas las capturas obtenidas por los participantes, había sorpresas y empezaban a asomar las grandes sorpresas que guardan estas aguas.